Netiqueta Joven para Redes Sociales: ciudadanía digital y ciberconvivencia

Netiquétate: netiquette para social networkingNetiqueta quiere decir ‘normas de etiqueta en la Red’ o, dicho de otra manera, compendio de indicaciones para guardar las buenas formas en Internet. Se trata de un conjunto de sugerencias que nace por convenio entre las personas que comparten un espacio común, una aplicación, un servicio determinado en Internet. No tienen validez legal y son complementarias a las normas generales de uso, las reglas del servicio, que pueda tener cada website o aplicación online. Si no se respetan, se pueden causar molestias y la persona responsable puede ser ignorada e incluso repudiada por el resto de la comunidad de usuarios.

Son pautas que facilitan la comunicación y la convivencia digital. Cuando el conjunto de personas que comparten un lugar en la Red las respetan, el ambiente es mucho más agradable, satisfactorio e interesante. Es por ello que han surgido de manera espontánea desde el inicio de la comunicación online. Las hay generales para Internet o específicas para los chats, los foros, los blogs… Son convenios que cambian con el paso del tiempo debido a la evolución de la Red y sus aplicaciones y, por supuesto, al cambio en las características e intereses del conjunto de usuarios que las comparten.

La Netiqueta Joven para Redes Sociales ofrece pautas para la convivencia online y sirve de referente para el ejercicio de la ciudadanía digital. No se trata de una lista de consejos de seguridad para evitar riesgos propios o ajenos. Sin embargo, las buenas formas, la cortesía y el respeto por los demás implican también no perjudicar su seguridad ni privacidad. Al mismo tiempo, es preciso ayudar a los demás a que sean buenos convecinos online y no nos causen molestias, ni siquiera de manera involuntaria.

La Netiqueta Joven para Redes Sociales está pensada por y para los adolescentes y jóvenes que disfrutan de su vida online en redes sociales como Tuenti, Facebook, Hi5, Bebo, Orkut, Fotolog… Tiene como finalidad mejorar su experiencia online en estos nuevos entornos de socialización intensiva. Contribuye a mejorar la ciberconvivencia y a evitar conflictos, potencia el sentimiento de pertenencia a la comunidad y de corresponsabilidad, y deviene, en definitiva, en el ejercicio y construcción de la ciudadanía digital activa como garante imprescindible de los derechos y deberes individuales y colectivos.

Cuenta con 16 enunciados articulados en tres fines principales:

  1. Guardar consideración y respeto por las demás personas.
  2. Preservar la privacidad ajena.
  3. Contribuir al buen ambiente de la Red.

Netiqueta Joven para Redes Sociales

Muestra consideración y respeto hacia los demás:

  1. Pide permiso antes de etiquetar fotografías subidas por otras personas. Puede ser que a pesar de estar publicadas online no sea conveniente estar etiquetado para alguien.
  2. Utiliza las etiquetas de manera positiva, nunca para insultar, humillar o dañar a otras personas. Ayuda a crear el ambiente agradable y de confianza que a todos nos gusta compartir.
  3. Mide bien las críticas que publicas. Expresar tu opinión o una burla sobre otras personas puede llegar a vulnerar sus derechos e ir contra la Ley. La libertad de expresión termina donde comienzan los derechos de los demás. La injuria, la calumnia y otras acciones contra el honor o la intimidad son delitos.
  4. No hay problema en ignorar solicitudes de amistad, invitaciones a eventos, grupos, etc. Si lo hacen contigo, no insistas ni pidas explicaciones.
  5. Evita la denuncia injusta como spam para no perjudicar a quienes hicieron comentarios correctos. La información abundante, interesante y veraz es un tesoro.
  6. Usa las opciones de denuncia cuando esté justificada la ocasión. Realizar acusaciones a la ligera o de manera injusta genera desconfianza y enfado.

Cuida la privacidad de las demás personas:

  1. Pregúntate qué información de otras personas expones y asegúrate de que no les importa. En ocasiones contamos aspectos de nuestra vida con otras personas o de la vida de los demás sin tener en cuenta cómo les puede afectar que eso se sepa. Respeta la privacidad de los demás como te gustaría que respetasen la tuya.
  2. Para etiquetar a otras personas debes hacerlo sin engaño y asegurarte de que no les molesta que lo hagas.
    Cuando etiquetas a alguien estás aportando mucha información que además, en muchos casos, se propaga de forma inesperada e incómoda.
  3. No puedes publicar fotos o vídeos en las que salgan otras personas sin tener su permiso, como regla general. La imagen (fotografía, vídeo…) de cada cual es un dato personal y el derecho a decidir cómo se utiliza le pertenece a esa persona en exclusiva.
  4. Antes de publicar una información que te han remitido de manera privada, pregunta si lo puedes hacer.En las redes sociales, la información circula con demasiada velocidad de un lado a otro y lo que es privado se puede convertir en un secreto a voces.

Contribuye al buen ambiente de la Red:

  1. Facilita a los demás el respeto de tu privacidad e intimidad. Comunica a tus contactos, en especial a los nuevos, cómo quieres manejarlas. Deja claro tu criterio para que lo puedan respetar diciéndoles qué cosas no admites como, por ejemplo, que reutilicen fotos que puedan ver en tus álbumes privados, que te etiqueten sin permiso o que expongan datos acerca de ti en páginas a la vista de otros.
  2. Recuerda que escribir todo en mayúsculas puede interpretarse como un grito. Se trata de un acuerdo, de una norma no escrita que muchas personas utilizan. Tenerla en cuenta no supone esfuerzo y ayuda a entenderse bien en cualquier circunstancia.
  3. Usa los recursos a tu alcance (dibujos, símbolos, emoticonos…) para expresarte mejor y evitar malentendidos.
    El estado de ánimo, las diferencias culturales o sociales, las experiencias previas… pueden dificultar la comunicación entre dos personas, más aún si ni están cara a cara. Comprender y utilizar símbolos de apoyo te ayudará a esquivar problemas por malas interpretaciones.
  4. Ante algo que te molesta, trata de reaccionar de manera calmada y no violenta. Nunca actúes de manera inmediata ni agresiva. A veces las cosas no son como parecen. Puede que simplemente busquen la provocación o el engaño y si se reacciona mal habrán conseguido su objetivo. Puede tratarse también de errores o acciones no intencionadas.
  5. Dirígete a los demás con respeto, sobre todo a la vista de terceros. Si alguien comete algún error, imprudencia o te molesta, sé amable al hacérselo ver y, si es posible, hazlo en privado.
  6. Lee y respeta las normas de uso de la Red Social. No todas las redes sociales (Tuenti, Facebook, Hi5, Bebo, Orkut, Fotolog…) tienen las mismas reglas. Sin embargo, siempre son las reglas de juego de obligado cumplimiento para todos.

Más información sobre la Netiqueta Joven para Redes Sociales: Netiquetate.com

Fuente: Jorge Flores para Un Blog en Red, de Red.es.

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Las redes sociales protagonizan el 2º informe de seguridad de PandaLabs de 2010

Las redes sociales en Internet, con Facebook y Twitter a la cabeza, son las protagonistas destacadas del Informe de PandaLabs correspondiente al segundo trimestre de 2010, que fue publicado a comienzos de Julio. Según indican en su presentación:

Se han producido todo tipo de noticias alrededor de
Facebook, muchas de ellas provocadas por la propia red
social: desde un error que dejaba acceder a información
de tus contactos, hasta cambios en la configuración de
privacidad que provocaban que nuestros datos pudieran
quedar expuestos sin nuestro conocimiento.

En el informe la empresa de seguridad antivirus menciona la abundancia de webs que fingen ser Facebook para engañar a los usuarios y obtener sus datos de acceso (phishing), algo que también sucede con Twitter, que sufrió la difusión de un mensaje que simulaba proceder de ellos avisando de nuevos mensajes sin leer en dicha red de microblogging.

Según explican desde PandaLabs, estos mensajes pueden llevarnos a webs que pretenden robarnos los datos de acceso, o bien a webs publicitarios o incluso intentan instalar malware en nuestro equipo.

Uno de los consejos que siempre damos es que cuando
recibamos un mensaje de una red social, banco, etc. donde nos dicen que ha habido un problema con nuestra cuenta y nos dan un link para solucionar el problema, no hagamos caso.

Los trucos que intentan los phishers son diversos: nos avisan de problemas con la contraseña, o de nuevos mensajes, o que la cuenta va a ser bloqueada, etc. etc. El spam, el malware y el phishing son según dicho informe 3 de los problemas principales que afectan hoy día a las exitosas redes sociales online.

PandaLabs advierte de lo fácil que es explotar aplicaciones muy extendidas asociadas a las redes sociales online, como los botones de “Me gusta” de Facebook. Aconsejan la solución radical de desactivar el Javascript en los navegadores y ser desconfiados, para estar protegidos frente a este tipo de vulnerabilidades.

También avisan de un posible nuevo modo de explotar la característica de navegación por pestañas, engañando al usuario que si no mira la URL de la barra de navegación antes de introducir sus datos, podría ser engañado por este nuevo método de phishing conocido como tabnabbing.

Finalmente, en las conclusiones del informe, PandaLabs arremete contra Facebook al asegurar que:

es importante no tolerar que si se añade una nueva
opción de compartir información, ésta venga activada por
defecto. Un error que Facebook ha cometido demasiadas
veces.

Fuente: PandaLabs (PDF)

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Chuza Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Share on FacebookTweet about this on Twitter

La generación “Yo” que vive de su imagen en Internet

Algunos expertos denominan Generación Yo, S.L. a los jóvenes que viven principalmente en redes sociales diseñanen ellas su vida y sus relaciones virtuales como si de una empresa se tratara.

Hemos pasado de la generación PC, integrada por los actuales treintañeros que crecieron con el ordenador personal, a la generación IMers (Instant Message), “always on”, siempre conectados: jóvenes nacidos entre 1980 y 2000, formados en el uso de las nuevas tecnologías y abiertos al mundo gracias a internet.

Son los niños del pulgar, capaces de alternar un montón de dispositivos con los que chatean por Messenger al tiempo que hablan por el móvil y se bajan al iPod sus series favoritas en MP4; o con todo reunido en un solo artilugio: el iPhone o cualquier otro teléfono de tercera generación.

Las redes sociales como Tuenti, Facebook, My Space e incluso Twitter —con su limitación de 140 caracteres— están repletas de perfiles de adolescentes que cuentan su vida privada, retocan su personalidad con más facilidad que en la vida física, y gestionan sus contactos y amistades.

En ocasiones esa vida virtual emerge y modifica las reglas del mundo físico. Muchos profesores podrían hablar largo y tendido de los conflictos que genera en las relaciones entre alumnos la difusión de fotos y contenidos comprometidos y calumniosos. Además, muchas de esas informaciones se convierten en un trabajo de campo suculento para publicistas, hackers y extorsionadores.

Según Martin Thorborg, dueño y cofundador del servicio de filtros contra el correo indeseado Spamfighter, “se calcula que hasta un 40% de los nuevos perfiles de Facebook son falsos”. En todas las redes abundan las mentiras. “Casi siempre se utilizan esos perfiles para enviar emails con contenido spam o phishing a falsos amigos”, explica. Los spammers usan robots —llamados capchas— que rellenan la información de forma automática para hacerse pasar por humanos.

Las redes sociales tienen la ventaja de ofrecer chat, fotolog, vídeos, etc. en una única plataforma, respondiendo así a las ideas de “todo uno” y “do it yourself”: hazlo tú mismo. Son auténticas webs personales que aportan la sensación de autonomía y diferenciación al usuario, y todo con el mínimo esfuerzo.

Los sociólogos y psicólogos empiezan a detectar una serie de actitudes que manifiestan un cambio de comportamiento que tiene su origen en el auge de los reality shows y de la Web 2.0. Lo llaman “extimidad”, la necesidad de volcar al exterior el propio mundo interior para autoafirmarse y reconocerse. La cuestión es que ese reconocimiento no proviene del entorno familiar o amistoso, sino de la audiencia. No importa tanto quién seas sino qué se dice en la red de ti y cuántos amigos y contactos tienes.

La imagen que los jóvenes emiten a los demás es imprescindible para su definición. La regla es: si no se te conoce en internet, no existes. Ignasi Vendrell, de Best Relations, la consultora que ha acuñado el término Yo, S.L., explica: “Estamos ante un auténtico fenómeno tipo reality show en internet. Las redes sociales se han convertido en el ocio de lo social, equiparándose a los realities televisivos que permiten al usuario navegar en la vida de los demás. Una especie de Gran Hermano virtual, donde se mezcla el papel de concursante y espectador”.

Según la consultora, “se trata de una generación con un ego difícilmente saciable, muy segura de sí misma, asertiva, con alta autoestima y que no concibe el aburrimiento”.

Es probable que no exista en los jóvenes una voluntad expresa y calculadora de gestionar su apariencia con una finalidad empresarial –aunque el resultado sea éste–, y sí una actitud egocéntrica que en el fondo esconde una gran inseguridad típicamente adolescente.

Fuente: gaceta.es

Share on FacebookTweet about this on Twitter