El abuso de Internet “infantiliza” el cerebro de los menores

Para la profesora de la Universidad de Oxford y directora de la Royal Institution Susan Greenfield, los menores pueden verse expuestos a daños en su cerebro si abusan de Internet.

En una comparecencia en la Cámara de los lores, Greenfield remarca: “mi temor es que las nuevas tecnologías infantilicen el cerebro, reduciéndolo al estado propio de un niño que se siente atraído por ruidos y luces brillantes, que tiene poca capacidad de mantener la atención y vive el momento”.

Otros especialistas aseguran que las Redes Sociales fomentan un carácter centrado en sí mismo, como ocurre con Twitter, un servicio de «micro-blog» en el que los usuarios hacen circular pequeños mensajes.

El debate celebrado en los Lores motivó la aportación de otros especialistas. La psicóloga Jane Healy cree que los niños no deberían tener acceso a videojuegos de hasta los siete años de edad. Por su parte, Sue Parlmer, autora del libro «Toxic Childhood» («Infancia tóxica»), advierte de que «estamos viendo dañado el desarrollo cerebral de los niños porque no se están implicando en la actividad que se han implicado durante milenios».

Fuente: abc.es

Share on FacebookTweet about this on Twitter

La mitad de los usuarios de las redes sociales en Internet está a merced de los depredadores

Según un estudio de la investigadora de la Universidad de Wisconsin, Megan Moreno, que ha analizado 500 perfiles de usuarios de «MySpace», más de la mitad de los usuarios expone públicamente «información sobre conductas de riesgo», incluyendo charlas sobre actividad sexual y consumo de sustancias.

El estudio se acaba de publicar en la revista «Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine». La doctora Megan recuerda cómo esta información pone a los jóvenes al descubierto y los convierte en un objetivo fácil de «depredadores de la Red». Pero introduce también una opción positiva: utilizar esta herramienta como una vía para detectar adolescentes en riesgo y lanzar mensajes de prevención.

La investigación estadounidense es un ejemplo de cómo internet y las redes sociales ponen las vidas privadas al descubierto. «Los menores están absolutamente desprotegidos y a nadie le importa», dice Araceli Oñate, psicóloga y autora del informe Cisneros X, uno de los estudios más amplios sobre acoso escolar realizado.

«Las redes les dan la posibilidad de ofrecer un perfil que no es real, de esconderse detrás de una imagen virtual. En este espacio, a veces pueden mantener una vida social que no tienen en la realidad».

Controlar, no prohibir

El consejo para los padres no es fácil y las dudas de los progenitores son muchas: ¿Prohíbo el acceso al ordenador a los más pequeños? ¿Me convierto en su espía? El psicólogo Luis Muiño no lo duda: «No hay que prohibir, sino controlar su uso. Los padres deben saber con quién se relaciona su hijo y eso se aplica tanto con los amigos con los que sale a las 6 de la tarde como con los que contacta en Tuenti. Conocer cuál es la relación de tu hijo con el mundo es mucho más importante que estar al día de sus notas. Los padres deben ser un poco espías».

Fuente: abc.es

Share on FacebookTweet about this on Twitter

La Policia Nacional difunde plan escolar contra los riesgos en Internet

Durante esta semana y parte de la próxima, Raquel Martínez, coordinadora de Participación Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía de El Ejido difundirá en 11 centros escolares el Plan Director para la Mejora de la Convivencia y Seguridad Escolar, destinado a padres y madres de alumnos, profesorado y estudiantes de distintas edades.

Según la coordinadora de Participación Ciudadana, «la principal duda que presentan los padres es qué pasa si a mi hijo lo graban con el móvil y lo cuelgan en Internet. El ciberbullying está a la orden del día, por desgracia, y a la Policía casi no nos dan tiempo a prevenir y cuando preguntan es porque ya les ha pasado».

La mayoría de los niños «no son conscientes en absoluto de todos los riesgos que corren. No controlan hasta qué punto dejan ver su privacidad a los demás y, al fin y al cabo, Internet es una ventana a su intimidad y si cuelgan una foto, en muchas ocasiones ya no hay forma de corregir ese error».

Chat y redes
Según los estudios que presenta la coordinadora, sólo uno de cada tres niños accede a Internet a buscar información y hasta el 28% visita páginas porno y el 38% ve páginas de violencia. La mayoría de esos alumnos visitan chat (donde el 38% llega a dar su número de teléfono y el 14% se cita con desconocidos) o se enganchan a redes sociales como hi5, twenti o facebook.

Por ello Raquel Martínez informa a los padres que existen herramientas para controlar este acceso como filtrado de páginas web a través de palabras clave, controladores de horario de conexión o recomendaciones como instalar el ordenador en un espacio común para la familia en lugar del cuarto del escolar.

fuente: ideal.es

Share on FacebookTweet about this on Twitter