Los riesgos aumentan y con ellos las tareas de los padres

Los riesgos de Internet crecen día a día debido a la mayor cantidad de conexiones a Internet que se multiplican a gran velocidad. Tan sólo un estudio realizado por la RCPI en Perú demostró que el 44 por ciento de los menores que accede a Internet se ha sentido acosado en alguna ocasión, al menos un 30 por ciento ha entregado su número de teléfono a un extraño a través de la red y el 16 por ciento reconoce que ha dado la dirección de su casa. Y eso no es todo, el 14,5 por ciento de los pequeños reconoce que ha concertado citas por medio de Internet con un desconocido.

El Rol de los Padres

Pero no sólo una normativa legal es necesaria para mantener a los niños a salvo. El papel de los padres es fundamental a la hora de prevenir que los menores mantengan contacto con personas extrañas.

Los expertos recomiendan que el ordenador esté en un lugar visible dentro del hogar, para que los padres puedan vigilar qué hacen sus hijos mientras navegan por Internet. Jamás deben permitir que los pequeños “chateen” a puertas cerradas o después de las 22 horas, horario en que aumenta el número de pedófilos conectados a la red. Los padres siempre deben estar al tanto de los “contactos” de sus hijos y con quienes “chatean”.

Otro consejo es evitar que los menores, al momento de crear una cuenta de correo o configurar su nick, den señales de su edad como por ejemplo combinar su nombre con el año de nacimiento.

El rol de los padres a la hora de prevenir es fundamental, pues en la mayoría de los casos los niños que se ven involucrados en grooming no lo comentan con su entorno y, debido a las amenazas, muchos terminan por acceder al envío de material de alto contenido erótico o a concretar encuentros presenciales que conllevan un abuso sexual.

Fuente: nopornoinfantil.blogspot.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Se duplica la delincuencia sexual en Internet

La policía de Merseyside, en Liverpool, ha lanzado la primera de una serie de seminarios de capacitación a 100 maestros y otros adultos que trabajan con niños, tras constatar que el número de delincuentes sexuales que utilizan internet se ha duplicado en los dos últimos años.

Para el sargento Geoff Conway, que trabaja en la unidad, es importante que los niños sean conscientes de los peligros potenciales de compartir información con extraños en línea.

redes sociales

Los acosadores utilizan cada vez más las redes sociales para persuadir a menores a contactos, bien a través de webcam o en persona.

Los depredadores son capaces de localizar y explotar a sus víctimas a través de números de teléfono móvil, o acceder a información extraída de lso perfiles de las propias redes sociales.

Para Conway, las redes sociales “no son un problema en sí, sino que el peligro está cuando los menores siguen a los pedófilos”.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Los padres han de dar confianza a los menores navegando con ellos

Los padres reclaman cada vez más materiales útiles para comprender y evitar los riesgos de la red. Es lo que pretende la guía Ventanas, editada por el Ararteko y PantallasAmigas. Preguntado en Radio Euskadi, Jorge Flores, coordinador de la iniciativa PantallasAmigas desgranó las tres elementales medidas que incluyen la guía: situar el ordenador en un lugar común, restringir el uso de la webcam – “pues ofrece demasiada información sobre el menor y nunca se sabe quién está al otro lado” -, y acompañar la navegación con alguno de los diferentes programas de control parental.

Pero el factor que puede resultar más efectivo es “darles confianza a los menores, para que cuando surga algún problema acudan cuanto antes a nosotros, porque lo que nos dicen las encuestas es que ante cualquier tipo de problema, los menores lo último que hacen es acuder a sus padres y esto significa que el riesgo o chantaje aumenta el daño”.

Como método cotidiano de confianza es útil que los padres naveguen con los menores. Así se rompería la barrera que separa a adultos y menores respecto a Internet, según Jorge Flores: “a veces los adultos criminalizamos internet, los peligros y el escesivo tiempo y los menores nos ven al otro lado y se establece una barrera difícl de salvar para hablar de estos temas”.

Redes sociales y acoso
En las redes sociales y cada vez más en los juegos on line donde los menores participan con otras personas, “hay personas que engañan sobre su identidad o que incluso adoptan al identidad de un amigo rob´nandole su contraseña de messenger, y se hacen pasar por él,extraen determinada información confidencial aprtir de la cual establecen una estrategia de chantaje. Ahí es donde aparecen los verdaderos problemas”, reclaca Jorge Flores.

El código de conducta primaria para preservar la identidad en las redes sociales parece claro: “ser precabido a la hora de guardar las claves, cambiarlas periódicamente. No compartirlas”.

Además de los virus o el spam, hay timos y estafas que los menores pueden considerar “baratos”, pero de considerable peligrosidad. “son pequeños timos de 20, 30 o 40 euros que los menores pueden estar dispuestos a comprar pero que son muy difíciles de recuperar. Tienen que aprender ellos mismos a desarrollar un espíritu crítico y una prudencia”.

Es necesario que los menores sean conscientes que Internet. Han de saber que “si realizan una amenaza es igual de grave que si lo hacen fuera de internet y que auqnue sean menores van a recibir las consecuencias de la ley.

Escuchar la entrevista (a partir del minuto 5:47)

Share on FacebookTweet about this on Twitter