Colaboración con la Policía Criminal Federal de Austria para combatir el auge de la sextorsión

La sextorsión, el chantaje realizado a partir de la posesión por parte del chantajista de una imagen íntima de la víctima, se ha convertido en uno de los ciberdelitos más lucrativos, y cada vez más adolescentes caen atrapados en este tipo de extorsión. Ante el aumento de casos de personas jóvenes chantajeadas tras haber sido grabadas durante una sesión de cibersexo, la Policía Criminal Federal de Austria y PantallasAmigas lanzan animación para alertar a la ciudadanía austriaca de este ciberdelito.Animacion-Sextorsion-Bundeskriminalamt-PantallasAmigas-Austria

Con el objetivo de prevenir y luchar contra el aumento de los ciberdelitos, especialmente aquellos que también afectan a la infancia y la adolescencia, PantallasAmigas colabora con el subdepartamento para la prevención del delito y apoyo a las víctimas de la Policía Criminal Federal de Austria. La función de este departamento es combatir la delincuencia en todo el país y servir de centro de cooperación con las funciones policiales internacionales. Continuar leyendo

Share on FacebookTweet about this on Twitter

GNR y PantallasAmigas lanzan animación en portugués para advertir acerca de la sextorsión

Fruto del acuerdo de colaboración firmado entre PantallasAmigas y La Guardia Nacional Republicana de Portugal el pasado 14 de septiembre, las dos entidades lanzan su primera animación en colaboración destinada a proteger a menores de edad y personas adultas de la sextorsión, un fenónemo cada vez más frecuente en el que se usan imágenes o vídeos de carácter sexual para obtener dinero a cambio de su no divulgación.

gnr_pantallasamigas_sextorsion_animacion_acuerdo_colaboracion-pg

Internet es un medio muy útil para iniciar y mantener una relación. Sin embargo, es preciso guardar las cautelas necesarias en cada caso, porque en ocasiones pueden no conocerse bien las intenciones de la otra persona. Hoy en día son frecuentes los casos de personas  jóvenes y adultas que son víctimas de trampas, de falsas seducciones con incitación a mantener cibersexo. Se ven atrapados en un chantaje cuando la otra persona les pide dinero a cambio de no publicar el vídeo que ha grabado durante esa sesión sexual realizada por medio de la webcam y que la persona chantajista ha incitado. Continuar leyendo

Share on FacebookTweet about this on Twitter