Los jóvenes han normalizado una violencia vivida en sus hogares

“Hemos detectado muchísima violencia en las relaciones de amistad y de pareja, ya que [los jóvenes] consideran normales que en ellas se produzcan insultos, empujones y alguna cachetada. Están normalizando la violencia sin darse cuenta“, coinciden la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), Rosa Caro, y la presidenta de la asociación Encuentros de Familia, Carmen Guijarro, durante la inauguración de las II Jornadas sobre ‘El lugar que ocupan los jóvenes en la sociedad’, que en esta ocasión se centra en la prevención de los malos tratos entre parejas jóvenes.

En los últimos cuatro años y sólo en la capital gaditana, la asociación Encuentros de Familia ha detectado numerosos casos de maltrato psicológico a personas con edades comprendidas entre los 14 y los 24 años. El porcentaje de dichos casos, según Guijarro, alcanza un alarmante 80%.

En este punto, la profesional indicó que los niños y adolescentes no hacen más que imitar lo que observan a su alrededor y lo que ven en la televisión, “y desgraciadamente tenemos series que están haciendo una apología tremenda de los malos tratos”.

En la juventud, el maltrato comienza por los insultos, la agresividad verbal y empujones a los que sus autores acompañan de la palabra ‘broma’. A ello, la presidenta de Encuentros de Familia añadió que el teléfono móvil crea en muchas ocasiones situaciones de posesión entre parejas jóvenes: “Hay chicos y chicas que empiezan controlando el móvil o el messenger de su pareja y terminan controlando a la persona: “No me gusta esa ropa”; “No vistas así”; “No hables o no salgas con esa persona…” Y a ello le sigue la fase de aislamiento: “Yo sólo quiero estar contigo”; “Si no estoy contigo, no soy nada…” Así empiezan muchos casos de maltrato psicológico, y las afectadas o afectados (que son una minoría) no se dan cuenta de ello. Consideran normal que su pareja controle las llamadas de su móvil o la ropa que se ponen. Justifican esas acciones con los celos y las disfrazan como si fueran muestras de amor”.

Por todo ello, Guijarro recalcó la importancia de educar en igualdad a los menores desde muy pequeños, “pues a la guardería acuden ya con su forma de relacionarse, que es la que han adquirido de su familia”. Y para los adolescentes, “más que lanzarles mensajes sobre la igualdad de género, lo que debemos hacer es formarles, educarles. A nuestros jóvenes les falta formación como personas”, dijo convencida.

Fuente: argijokin.blogcindario.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter

La Unión Europea lanza un nuevo plan Safer Internet para evitar riesgos en la red

La unión Europea constata los riesgos que para los menores implican las redes sociales y la mensajería instanténea. Por ello proseguirá en 2009 con el plan de seguridad en Safer Internet que ya desarrolló en 2008 añadiendo campañas de información y un servicio de denuncia de conductas perjudiciales.

El programa contará con un presupuesto de 55 millones de euros hasta 2013. “Aprovechará los logros” de su antecesor (en vigor entre 2005 y 2008), para “combatir la manipulación psicológica y el acoso haciendo más refinados y protegidos los programas informáticos en línea y las tecnologías de móviles”, según indica la Comisión Europea en un comunicado.

La Comisión está convencida de que esta estrategia permitirá a los más jóvenes usar con mayor seguridad servicios de internet como las redes sociales, los blogs o la mensajería instantánea. El nuevo programa cofinanciará proyectos que pretendan concienciar a la población, sobre todo a los jóvenes, sus padres y los profesores.

Además, proporcionará una red de puntos de contacto a través de una página web o un número de teléfono para informar de contenidos y conductas ilícitos y perjudiciales, en especial materiales relacionados con los abusos sexuales a niños, manipulación y acoso en línea.

Otro de sus objetivos es estimular iniciativas de autorregulación en este ámbito, así como familiarizar a los niños con “la tarea de crear un entorno en línea más seguro”. También persigue crear una base de conocimientos sobre las nuevas tendencias en el uso de internet y sus consecuencias en la vida de los niños, recopilando a escala europea datos técnicos, psicológicos y sociológicos.

El presupuesto de 55 millones de euros para el nuevo programa se repartirá de la siguiente manera: el 48 por ciento servirá para concienciar a la población, el 34 por ciento para luchar contra los contenidos ilegales y atajar las conductas perjudiciales en internet, el 10 por ciento para promover un entorno en línea más seguro y el 8 por ciento para crear una base de conocimientos.

Fuente: 20minutos.es

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Los riesgos aumentan y con ellos las tareas de los padres

Los riesgos de Internet crecen día a día debido a la mayor cantidad de conexiones a Internet que se multiplican a gran velocidad. Tan sólo un estudio realizado por la RCPI en Perú demostró que el 44 por ciento de los menores que accede a Internet se ha sentido acosado en alguna ocasión, al menos un 30 por ciento ha entregado su número de teléfono a un extraño a través de la red y el 16 por ciento reconoce que ha dado la dirección de su casa. Y eso no es todo, el 14,5 por ciento de los pequeños reconoce que ha concertado citas por medio de Internet con un desconocido.

El Rol de los Padres

Pero no sólo una normativa legal es necesaria para mantener a los niños a salvo. El papel de los padres es fundamental a la hora de prevenir que los menores mantengan contacto con personas extrañas.

Los expertos recomiendan que el ordenador esté en un lugar visible dentro del hogar, para que los padres puedan vigilar qué hacen sus hijos mientras navegan por Internet. Jamás deben permitir que los pequeños “chateen” a puertas cerradas o después de las 22 horas, horario en que aumenta el número de pedófilos conectados a la red. Los padres siempre deben estar al tanto de los “contactos” de sus hijos y con quienes “chatean”.

Otro consejo es evitar que los menores, al momento de crear una cuenta de correo o configurar su nick, den señales de su edad como por ejemplo combinar su nombre con el año de nacimiento.

El rol de los padres a la hora de prevenir es fundamental, pues en la mayoría de los casos los niños que se ven involucrados en grooming no lo comentan con su entorno y, debido a las amenazas, muchos terminan por acceder al envío de material de alto contenido erótico o a concretar encuentros presenciales que conllevan un abuso sexual.

Fuente: nopornoinfantil.blogspot.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter