Desconfiar de internet evita sus riesgos

Hay distintos tipos de riesgos en internet, que pueden darse en los contenidos de las páginas: para adultos, violencia, drogas, dietas milagro. Tal como explica Jorge Flores, coordinador de la iniciativa Pantallasamigas. “hay que tener en cuenta que en internet podemos conocer a todo tipo de personas que quizá en la vida real o en persona no conoceríamos nunca, por eso
es importante no quedar, por ejemplo, con alguien que sólo conocemos de internet“.

Consejos

Es muy importante decirles a nuestros hijos que: no proporcionen datos personales, no acudan sin compañía a una cita, dispongan de más de una dirección de e-mail, no faciliten su correo electrónico, guarden sus claves de acceso, desconfíen siempre de los chollos, identifiquen como dañino a alguien que les pide que guarden su relación en secreto, que no consideren por amistad a quien han conocido por internet, o que eviten los ficheros inesperados que llegan por e-mail.

En cuanto a los padres, también es muy importante: situar el ordenador en una zona común de la casa, moderar el tiempo que pasan los hijos delante de la pantalla, conocer que hay programas de filtrado, gracias a los que podemos impedir que nuestros hijos visiten páginas concretas, o intentar ccon ellos momentos delante del ordenador.

Fuente:diariovasco.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Un tercio de los casos de bullying en Aragón es ciberbullying

Chantajes con imágenes grabadas, amenazas en un chat o burlas en páginas web. El acoso escolar cambia a la misma velocidad que las nuevas tecnologías y teléfonos móviles e Internet son ya dos herramientas comunes en los ataques entre compañeros de colegio. Este fenómeno se conoce como cyberbullying y ya aparece en una tercera parte de los casos de acoso escolar denunciados por aragoneses en 2007 a la línea de ayuda SOS Bullying.

Los expertos señalan que este tipo de ciberacoso es tan peligroso, o más, que los ataques físicos. El problema se ha agravado con la expansión de las nuevas tecnologías. Seis de cada diez niños de entre 10 y 14 años ya tienen teléfono móvil, casi siempre con cámara, y cerca del 80% de los escolares se conectan regularmente a Internet. Estos datos, unidos al desconocimiento que muchos padres tienen sobre la Red, han convertido a Internet y teléfonos móviles en un caldo de cultivo de la violencia escolar.

Algunos jóvenes llegan a pagar por ver vídeos y fotos humillantes de sus compañeros. En algunos centros, los acosadores organizan falsos concursos de belleza en los que hacen circular imágenes deformadas o caricaturas de sus víctimas. Incluso hay casos de ciberbullying de contenido sexual.

Fuente: 20 minutos.

Share on FacebookTweet about this on Twitter