Nueva ley en Gran Bretaña contra los webs que promueven suicidio

El debate y la polémica que en el Reino Unido despiertan los webs donde se facilita información sobre suicidio, ha llevado al gobierno a promover en el parlamento una ley para prohibir dichos webs.

Según sus promotores, quienes naveguen en Internet han de saber que la ley contra la asistencia en el suicidio se aplican tanto en la vida real como en la red.

La lucha contra estos webs se enmarca en el peligro que los promotores de la ley constatan tras el suicidio de la joven Imogen D’Arcy. “No puede estar bien que jóvenes influenciables como Imogen, accedan a estos webs en los que se facilita información sobre cómo acabar con su vida”, declara el parlamentario liberal Greg Mulholland.

Fuente: suicidepreventioncommunity.wordpress.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Los adolescentes saben de los riesgos de Internet, aunque se hallan enganchados a la red

En su último libro La voz de los adolescentes (Editorial PPC), el sociólogo Javier Elzo destaca que aunque están enganchados a Internet y los videojuegos, los jóvenes son conciestes de los riesgos de la red.

Enganchados al messenger y los blogs, donde cuelgan “fotos, canciones y vídeos”, todos son conscientes de que en internet pueden encontrar amistades peligrosas. “Si pones tus fotos, igual luego te raptan”, plantea uno de ellos temeroso, mientras que Janire, todo un torrente de vitalidad, cree que lo verdaderamente arriesgado es “quedar con desconocidos”. “La mayoría de veces, cuando te agrega en el messenger alguien que no conoces, empieza a decir chorradas, pero le borras y ya está”, zanja, sabedora de que está a salvo con sólo cliquear el ratón. Con las amigas, dice, habla de “cotilleos o de a qué hora quedamos”. “O de qué me pongo para mañana”, hace de apuntador un chaval, mientras ellas se rinden a la evidencia y sonríen.

Pese a los temores paternos -que, como algunas variables, suelen tender a infinito-, los aficionados a los videojuegos aseguran saber distinguir perfectamente ficción y realidad. “Y el que no sepa, qué tonto es, porque no vas a empezar a matar a gente por la calle creyendo que son marcianos”, señala Urtzi, antes de ser poseído de nuevo por la risa floja. Txomin, en cambio, reconoce que algunos chavales sí que imitan a sus personajes preferidos. “No vas a ir con una escopeta pegando tiros, pero yo sí he visto a gente pegándose como si fueran los luchadores de Pressing Catch y acaban haciéndose daño de verdad”.

Elzo considera necesario que los jóvenes se sumerjan, aunque sólo sea la punta de los pies, en el mercado laboral, para que sepan lo que vale un peine. “En el momento en que tengan edad laboral, los jóvenes tienen que empezar a trabajar, estudien o no. Tienen que saber que cuando se toman una cerveza les ha costado 30 minutos de trabajo. Eso es fundamental” subraya.

Fuente: argijokin.blogcindario.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Condena por facilitar a través de Internet un suicidio

Un joven ha sido condenado en Francia a cuatro años de prisión por facilitar a través de Internet el suicidio de una adolescente de 16 años. Esta es la primera sentencia de este tipo en Francia.

Los hechos que ahora se acaban de juzgar en Francia se remontan a 2005. Florence, una adolescente que convalecía de una grave depresión, se encontró en la red con Joël. Y esa fue su desgracia. Al conocer sus tendencias suicidas Joël le aconsejó qué fármacos debía utilizar, cómo falsificar la receta y dónde hacerlo para evitar ser socorrida. Unos días antes del 5 de septiembre le envió este mensaje: “No deseo que te vayas, pero te doy la llave para hacerlo”. Ese día Florence fue encontrada muerta en un bosque. La autopsia reveló que la causa de su muerte era la ingesta de morfina. La exploración de su ordenador descubrió su correspondencia con Joël.

Tres casos muy distintos, que obedecen a circunstancias también muy distintas, han llamado la atención estos días. Ni el reaccionario más pesimista podría trazar cuadro más sombrío del momento que vivimos que el de estas celebraciones de la muerte por compasión hacía sí mismo (caso Craig Ewert), hacia el otro (caso Eluana) o por desgana de vivir (caso de Florence) a través de la eutanasia y de suicidios asistidos o ayudados.

Craig Ewert decidió morir desesperado ante el horizonte de un sufrimiento para él intolerable. El padre de Eluana ha decidido que dejen morir de hambre y deshidratación a su hija (porque es alimentada a través de una sonda, pero respira por ella misma) para evitarle la existencia vegetativa que arrastra desde hace 17 años. Florence decidió matarse a causa de un trastorno mental o porque verdaderamente no encontraba sentido a su vida. Miedo, compasión, angustia. Ante el dolor siempre hay que sentir respeto. Pero el respeto no excluye ni el sobrecogimiento ni las preguntas.

En Francia, unos 40.000 adolescentes intentan suicidarse cada año, según el último informe divulgado por la Defensora de la Infancia, Dominique Versini.

Fuente: argijokin.blogcindario.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter