Los padres han de dar confianza a los menores navegando con ellos

Los padres reclaman cada vez más materiales útiles para comprender y evitar los riesgos de la red. Es lo que pretende la guía Ventanas, editada por el Ararteko y PantallasAmigas. Preguntado en Radio Euskadi, Jorge Flores, coordinador de la iniciativa PantallasAmigas desgranó las tres elementales medidas que incluyen la guía: situar el ordenador en un lugar común, restringir el uso de la webcam – “pues ofrece demasiada información sobre el menor y nunca se sabe quién está al otro lado” -, y acompañar la navegación con alguno de los diferentes programas de control parental.

Pero el factor que puede resultar más efectivo es “darles confianza a los menores, para que cuando surga algún problema acudan cuanto antes a nosotros, porque lo que nos dicen las encuestas es que ante cualquier tipo de problema, los menores lo último que hacen es acuder a sus padres y esto significa que el riesgo o chantaje aumenta el daño”.

Como método cotidiano de confianza es útil que los padres naveguen con los menores. Así se rompería la barrera que separa a adultos y menores respecto a Internet, según Jorge Flores: “a veces los adultos criminalizamos internet, los peligros y el escesivo tiempo y los menores nos ven al otro lado y se establece una barrera difícl de salvar para hablar de estos temas”.

Redes sociales y acoso
En las redes sociales y cada vez más en los juegos on line donde los menores participan con otras personas, “hay personas que engañan sobre su identidad o que incluso adoptan al identidad de un amigo rob´nandole su contraseña de messenger, y se hacen pasar por él,extraen determinada información confidencial aprtir de la cual establecen una estrategia de chantaje. Ahí es donde aparecen los verdaderos problemas”, reclaca Jorge Flores.

El código de conducta primaria para preservar la identidad en las redes sociales parece claro: “ser precabido a la hora de guardar las claves, cambiarlas periódicamente. No compartirlas”.

Además de los virus o el spam, hay timos y estafas que los menores pueden considerar “baratos”, pero de considerable peligrosidad. “son pequeños timos de 20, 30 o 40 euros que los menores pueden estar dispuestos a comprar pero que son muy difíciles de recuperar. Tienen que aprender ellos mismos a desarrollar un espíritu crítico y una prudencia”.

Es necesario que los menores sean conscientes que Internet. Han de saber que “si realizan una amenaza es igual de grave que si lo hacen fuera de internet y que auqnue sean menores van a recibir las consecuencias de la ley.

Escuchar la entrevista (a partir del minuto 5:47)

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Piden 6 años por difundir pornografía de menores y hacer fotos pedófilas a su hija

Las redes de tipo p2p, como Emule, también albergan archivos peligrosos. La Fiscalía Provincial de Álava ha solicitado una pena de 6 años y nueve meses de prisión para un hombre acusado de dos delitos de corrupción de menores por divulgar contenidos pedófilos en Emule desde su domicilio, situado en el barrio vitoriano de Lakua. Según el relato de los hechos, A.V. guardaba también diversas fotografías y un vídeo «de la misma naturaleza» en las que aparecía su propia hijastra. Tras el escrito de acusación, el Juzgado de Instrucción Número 2 de Vitoria abrirá mañana el juicio oral contra el imputado.

Según el escrito del fiscal, el material informático encontrado en el piso de Lakua incluía un total de 435 archivos «de naturaleza pornográfica en los que aparecían menores de edad». Según las investigaciones policiales, A.V. descargó de Internet parte de este material y después difundió 27 de los ficheros a través del programa de intercambio ‘Emule’. Una vez que los contenidos fueron accesibles, otros usuarios solicitaron su descarga en 317 ocasiones.

El fiscal considera que el acusado ha incurrido en dos delitos de corrupción de menores. Por el primero solicita al juez que imponga una pena de 6 años de prisión y una orden de alejamiento entre A.V. y la niña a la que presuntamiente fotografió, con la que tampoco podrá comunicarse «por ningún medio», subraya.Por el segundo delito reclama otros nueve meses de cárcel y dos años de prohibición de acercamiento entre el hombre y la niña.

Fuente: elcorreodigital.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Lo que los padres debieran saber

Según el informe “Niños en mundos virtuales, lo que los padres deberían saber” de la Agencia Europea para la Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA) donde se estudian los webs más visitados por los menores, es el sentido común el mejor protocolo a seguir por los padres. Aquí estan algunas de sus recomendaciones:

* Que los niños tengan el ordenador en su cuarto es una barbaridad, especialmente si cuentan con conexión a Internet. Es importante instalar el equipo en una habitación de uso común, como el salón o la sala de estar, y estar presentes mientras los chavales navegan.
* Evidentemente, con niños de por medio el antivirus se convierte en una prioridad. En mi casa tengo instalado el AVG Free: muy completo, ¡y gratis!
* Crear un usuario para cada uno de nuestros hijos es una buena idea, en especial si limitamos sus funcionalidades. ¿Han oído hablar de Windows SteadyState?
* En cuanto a la navegación por Internet, la prevención no está de más. Microsoft cuenta con una aplicación gratuita de uso bastante sencillo: Windows Live One Care Protección Infantil, que permite desde controlar los usuarios del Messenger hasta marcar aquellas páginas que no queremos que nuestros hijos visiten.
* Por otra parte, verificar a posteriori la actividad de nuestros hijos en la Red no tiene por qué ser malo, siempre que ellos sepan que vamos a realizar controles de ese tipo. No está de más comprobar qué páginas web visitan, y si su contenido es apropiado para su edad. ¡Tengan en cuenta que páginas como Facebook o Tuenti están diseñadas sólo para mayores de 14 años!
* En todo caso, el aspecto clave es la educación y la formación. Pero no sólo de los niños, ¡también de los padres! En tal sentido, échenle un vistazo al folleto “Navega Seguro” de la Agencia Española de Protección de Datos. Su subtítulo resulta lapidario: “derechos de niños y niñas, deberes de padres y madres”.

fuente: leoplusblogspot.com

Share on FacebookTweet about this on Twitter