Fortnite, exitoso videojuego con el que se han desatado trastornos de adicción

En julio de 2017 se estrenó Fortnite, un videojuego gratuito de supervivencia y campo abierto que a día de hoy cuenta con más de 40 millones de jugadores. Todo un éxito sobre todo entre la juventud, pero no por ello ha estado libre de polémicas sobre la dependencia que puede llegar a generar el videojuego.

Desarrollado por Epic Games y People Can Fly Fortnite Battle Royale se ha convertido en un videojuego de referencia. Se trata de un juego donde varios jugadores entran en un mundo virtual donde solo gana el último superviviente, a medida que pasa el tiempo el lugar donde el jugador puede moverse se va reduciendo, creando tensión y manteniendo al jugador siempre alerta.

 

Un videojuego sencillo, dinámico e intenso, donde se puede jugar con los amigos y comentar la partida mediante el micrófono. Dado que el videojuego se encuentra en casi todas las plataformas del mercado desde el smartphone hasta la Nintendo Switch es muy sencillo acceder, encontrar amigos que jueguen y crear un momento donde se puede llegar a socializar y jugar a la vez sin moverse del sofá.

 

Fortnite además ha sido un foco de críticas, demandas y polémicas sobre todo por la dependencia que puede llegar a crear. La gratuidad, la sencillez, la disponibilidad del videojuego en cualquier plataforma, la posibilidad de jugar con los compañeros y las campañas publicitarias que han hecho los youtubers (actualmente los referentes de los más jóvenes) ha llegado a que sea muy fácil jugar más tiempo de la cuenta e incluso a llevar a una joven de 9 años a rehabilitación por jugar a las noches hasta 10 horas al día. La Organización Mundial de Salud recientemente reconoció el trastorno por videojuegos como problema mental, una tendencia que parece estar dando sus primeros pasos perjudicando a miles de jóvenes dejando poco espacio de reacción a progenitores y profesores.

 

Jorge Flores, director y fundador de PantallasAmigas afirma que “no hay videojuego que cree adicción, sino personas que se enganchan a ellos. Los progenitores deben hacerles ver que hay otras cosas para poder hacer en el día a día

 

 

Share on Facebook3Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *