Acceder a internet: ¿privilegio o derecho?

En España 140.000 niños y niñas entre 10 y 15 años no han accedido a internet en los últimos 3 meses. Según el informe de UNICEF existe una correlación entre el nivel socioeconómico y el uso de la tecnología. Se evidencian asimismo mayores casos de ciberacoso entre los colectivos más desfavorecidos.

Hace unos días publicamos un artículo sobre la LGTBfobia existente en la red mencionando los datos extraídos del informe de UNICEF. En este artículo trataremos otros aspectos que se analizaron: el incremento del uso de las tecnologías y el aumento del acoso sobre todo en los colectivos más desfavorecidos.

El objetivo principal del informe es visibilizar a los colectivos más vulnerables en la red. Con el título Los niños y las niñas de la brecha digital en España el informe expone datos, voces y testimonios preocupantes.

Sorprende el incremento del uso de las nuevas tecnologías entre la juventud al haberse convertido en un nuevo territorio donde se comunican, juegan e incluso estudian. Los datos afirman que el 22% de los niños de 10 años disponen de móvil; y más del 80% se ha conectado en los últimos 3 meses a internet. Esta cifra aumenta hasta el 98% en la población de 15 años. Según el Instituto Nacional de Estadística en 2017 el 95,2% de los jóvenes entre 10 y 15 años han utilizado internet en los últimos meses. Pero, al mismo tiempo, el informe de UNICEF quiere remarcar al conjunto de infantes que no tienen acceso a las nuevas tecnologías: “sigue habiendo casi 300.000 niños y niñas en España que no han usado un ordenador en los últimos tres meses y casi 140.000 no han tenido contacto con internet en el mismo periodo.” Existe una correlación entre los ingresos mensuales y el acceso a internet, a un ordenador o a un dispositivo móvil:

Este aumento en el uso de la tecnología conectada a internet también ha llevado consigo un incremento del ciberacoso:

En el informe se hace hincapié en los colectivos más vulnerables que tienen más dificultades de acceso al mundo digital online. En concreto, se detallan las barreras que tienen los infantes de origen migrante, LGTB, comunidad gitana o con discapacidad para tener las mismas oportunidades que el resto en la red, sufriendo más casos de abusos, menos posibilidad para tener acceso a la red y en definitiva más facilidad para ser víctimas de discriminación. El informe detalla los siguientes datos, entre otros, que lo corroboran:

  • El 60% del alumnado ha sido testigo de agresiones LGTBfóbicas sufridas tanto por adolescentes LGTBI como por todas aquellas personas que no reproducen los estereotipos de género de masculinidad y feminidad tradicional [1]
  • El 22% de los jóvenes gitanos señalan que se había prescindido de internet en su casa por motivos económicos.[2]
  • Los niños y niñas de origen migrante tienen menos oportunidad de tener un ordenador en casa lo que conlleva una repercusión en el desarrollo de habilidades.
  • En 2016 entre los 262 casos de delitos por odio en internet el 13,8% fueron por motivos de discapacidad.[3]

Testimonios

Entre los testimonios más relevantes encontramos los siguientes:

Porque llego a casa y me pongo con el móvil. Me dicen que haga los deberes, pero yo digo que espere un poco. “Haz los deberes”. Y así, igual me dan las 8 de la noche y ya es la hora de la cena y se me he olvidado hacer los deberes y luego la profesora me riñe. Así.”(Niña, 11 años).

Sí, mucha gente. Yo antes tampoco bloqueaba a los chicos y gente me pedía partes de mi cuerpo y yo les decía que no. Y yo los bloqueaba y los quitaba.” (Niña, 13 años).

“Igual hace un sol tremendo y mis primas me dicen que baje y yo les digo que esperen un rato. U se pasa el rato, se hace de noche y no he bajado a la calle porque me he tirado con el móvil dos horas en la cama” (Niña, 11 años)

Medidas

  • Actualizar y/o desarrollar nuevas leyes y asignar recursos para garantizar un acceso a internet universal, seguro y responsable para la infancia, exigiendo a las administraciones públicas que regulen e intervengan frente a situaciones problemáticas y peligros en la red e incluyan a los niños en el debate sobre las TIC.
  • Promover la formación en competencias digitales y en la programación escolar con la educación reglada para un uso adecuado de la tecnología y para afrontar sus amenazas formación del profesorado y de todos los niños con especial atención a la inclusión digital.
  • Acompañar a las familias en el proceso formativo digital de la infancia, reforzando y apoyando el rol de los padres y madres a través del desarrollo de competencias y habilidades que garanticen una mediación efectiva.
  • Facilitar entornos seguros e inclusivos y legislar para garantizar que las empresas tecnológicas tengan normas claras y se establezcan políticas que penalicen o excluyan a quienes se comportan de manera inadecuada.

[1] Benitez, E. (Coord.). LGBT-fobia en las aulas 2015.

[2] Datos obtenidos de la Fundación Secretariado Gitano (FSG)

[3] Informe sobre Delitos de Odio en España (2016)

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *