Pokémon GO, diversión con peligro de accidente

El primer gran éxito de los juegos de realidad aumentada llega de la mano de Nintendo y sus Pokémons, animando a jugadores y jugadoras a explorar las calles de su entorno para capturar los famosos “Pocket Monster” o monstruos de bolsillo. Salir a la calle y tratar de atraparlos a todos sin prestar atención de aquello que nos rodea nos puede provocar algún que otro accidente inesperado.

Pokémon_GO-Realidad_Aumentada-Gotta_Catch_Em_All

Al igual que en su primera versión lanzada a finales de los noventa para la Game Boy, esta iteración tiene como objetivo capturar y entrenar a los Pokémon hasta hacerse con todos ellos. Gracias a las posibilidades que ofrecen los dispositivos móviles actuales, Pokémon GO consigue que estos “bichos” se integren en el mundo físico gracias a la realidad aumentada y la geolocalización, haciendo que un videojuego que hasta ahora era 100% virtual tenga un importante componente real: las calles y carreteras de nuestras ciudades y pueblos. El juego nos invita a explorar físicamente distintos lugares, teniendo que ir caminado a ellos para atrapar a los distintos monstruos que se esconden por doquier.

Combatir el sedentarismo saliendo a caminar y jugar puede ser una gran idea, pero hacerlo distraído no siempre es buena idea, sabiendo que desde hace tiempo el uso del smartphone por parte de viandantes se ha convertido en un nuevo factor de riesgo.

Huelga decir que no podemos jugar a Pokémon GO mientras estamos manejando algún vehículo, ni tampoco usarlo como excusa para acceder a zonas privadas o aquellas en las que no se puede transitar con seguridad.  Tampoco debemos olvidarnos de la importancia de estar pendiente de la circulación, ya sea de vehículos de motor como de otras personas con quienes compartimos las calles, y sobre todo de los distintos elementos que amueblan y acompañan nuestros municipios, desde los pasos de peatones hasta las papeleras.

Nintendo se ha propuesto lanzarlo en hasta 200 países creando un fenómeno global sin precedentes, y el juego está disponible en varios países de habla hispana. El éxito de este nuevo lanzamiento de Nintendo ha traído consigo que millones de personas salgan a jugar sin tomar ninguna precaución ni prestar la atención requerida. Despistes e imprudencias hacen de este juego un deporte electrónico de riesgo donde pueden ocurrir todo tipo de calamidades: tropezones varios, caídas desde puentes, accidentes de tráfico, chapuzones inesperados, e incluso toparse con alguna persona que se alegre demasiado de que pasemos por su lado.

Al igual que ocurre con los selfies arriesgados, se puede decir que esta actividad se convierte en arriesgada al perder completamente la atención al entorno, puesto que se centra en la pantalla. Así que si queremos atrapar a todos los Pókemon, más nos vale hacerlo con cuidado y recordando que si bien Charmander, Charizar, PIkachu y compañía no son más que un puñado de pixeles en nuestra pantalla, el resto de los elementos que los rodean son tan reales como nuestras ganas de pasarlo bien.

Puedes descargar el juego para Android en el siguiente enlace: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.nianticlabs.pokemongo&hl=es y para iPhone/Ipad en el siguiente: https://itunes.apple.com/gb/app/pokemon-go/id1094591345?mt=8

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0

2 commentarios

  1. La aplicación de pokemon go tiene sus pro y sus contras, en el momento de ver los contras es muy importante tener especial cuidado porque puede ser un tanto peligroso. No muchos comentan eso, por eso hablé del tema en mi canal en youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *