Periscope trata de reducir el ciberacoso permitiendo a la comunidad moderar comentarios en directo

Periscope, una herramienta para retransmitir en directo usando simplemente la cámara y el micrófono de nuestro Smartphone, ha decidido incorporar una serie de cambios en su plataforma para que sea la propia audiencia quien modere a tiempo real los comentarios inapropiados que se comparten durante la emisión.

Periscope incorpora mecanismos para poder moderar comentarios inapropiados

A modo de prueba y con objeto de comprobar su eficacia, Periscope ha querido dar a sus usuarios y usuarias un papel más activo y hacerles ver que tienen mucho que decir y hacer ante las situaciones de acoso y abuso que lamentablemente han comenzado a darse con cada vez más frecuencia en esta herramienta.

Hacer las veces de reportero dicharachero, contando aquellos que hacemos o vemos en un momento determinado, y en rigurosísimo directo, no es sencillo y requiere madurez y preparación. La inmediatez de este tipo de retransmisiones complica la capacidad de la propia plataforma de moderar las mismas, y por eso Twitter, propietaria de Periscope, quiere probar un nuevo sistema para reducir los contenidos abusivos, spam, obscenidades y/o pornografía distribuida a través de las sesiones de Live Streaming de su herramienta.

Al no hacer falta usar nombres reales para darse de alta en la plataforma, algunas personas han mostrado un comportamiento inapropiado al sentirse impunes ante sus actos y comentarios. Con la introducción de un sistema de vigilancia de la propia comunidad donde usuarios y usuarias pueden denunciar y moderar los comentarios tan pronto como aparecen en la pantalla, es posible hacer desaparecer esos comentarios inapropiados de forma inmediata, imposibilitando además que la audiencia siga viendo los comentarios nocivos de la persona reportada mientras dure la retransmisión.

El funcionamiento de esta moderación por parte de la comunidad es sencilla: una vez los comentarios son marcados como inapropiados, Periscope elegirá de forma aleatoria a otras personas que estén compartiendo esa retransmisión para que puedan mostrar su acuerdo o desacuerdo con esa clasificación. Si la mayoría decide que un comentario es abusivo o considerado como SPAM, se le informará a la persona de que no podrá participar en el chat de forma temporal. De ser marcado nuevamente como inapropiado durante la misma retransmisión, no se le permitirá participar en el chat durante el resto de su duración.

La idea de dejar de manos de un grupo aleatorio de personas la decisión de marcar como apropiado o inapropiado el contenido tiene como objetivo el evitar la censura por parte de un grupo que quiera acallar ciertas opiniones con las que no estén de acuerdo, pero que sin embargo cumplan con las normas de uso de Periscope y sean parte del ejercicio de la libertad de expresión que la plataforma trata de hacer valer.

La persona que ha iniciado la retrasmisión siempre tendrá la posibilidad de moderar comentarios y el resto de personas en la retransmisión pueden decidir si quieren formar parte en este sistema aleatorio de moderación.

Exposición exagerada, sin tiempo para reaccionar y realizada por personas poco preparadas

Desde PantallasAmigas habíamos alertado la dificultad que ofrecía esta herramienta para gestionar las interacciones con la comunidad. Durante la entrevista ofrecida a la Cadena Ser Madrid Sur, se pudo constatar la multitud de preguntas de contenido sexual que se dirigían a menores de edad, con casos que llegaban incluso al ofrecimiento de un encuentro.

Desde el principio existía la posibilidad de desactivar la ubicación mientras se emite e incluso limitar la retransmisión a quienes nos siguen en Twitter, pero era necesario que desde la comunidad también se pudieran detectar preguntas inapropiadas ya que los y las adolescentes no siempre están preparados para detectar el riesgo o las consecuencias de ciertas insinuaciones y propuestas.

Share on Facebook13Tweet about this on Twitter0

1 commentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *