Desarrollar habilidades para la vida, clave también para la prevención de las tecnoadicciones

Las conductas excesivas en el uso de las tecnologías digitales, especialmente aquellas relacionadas con el uso de las redes sociales y los videojuegos, son tomadas en consideración por las entidades locales. PantallasAmigas participó en las reuniones celebradas en la comisión de trabajo del Ayuntamiento de Bilbao para aportar su experiencia en el ámbito de las llamadas adicciones tecnológicas.

Peter cansado después de haber pasado toda la noche pendiente de una discusión online - Trolls

Las llamadas tecnoadicciones fueron analizadas y debatidas en la comisión de adicciones sin sustancia del Ayuntamiento de Bilbao. El objetivo de la comisión era reflexionar sobre las dificultades y oportunidades que se detectaban en materia de adicciones sin sustancia en las que pudiera haber intervenciones municipales, donde además de las apuestas y el juego online, se planteaba la inclusión de aquellas conductas excesivas que presentaban características susceptibles de generar un patrón adictivo.

En el caso de las tecnologías digitales todavía no se habla, en sentido clínico estricto, de adicciones, y podría ser más correcto hablar de conductas de riesgo: falta de control, necesidad de conexión, interferencia en el rendimiento escolar o laboral, abandono de actividades más sanas, interferencia en las relaciones de pareja o personales…

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM V) solo habla de ludopatía como única adicción que pudiera ocurrir en Internet, pero deja la puerta abierta, a la espera de investigaciones futuras, el conocido como trastorno de adicción a Internet o tecnoadicción. Aunque las conductas abusivas relacionadas con las tecnologías digitales no se hayan incluido en el plan de acciones a desarrollar por el Ayuntamiento vizcaíno, se seguirá prestando atención desde las instancias competentes, ya que se están produciendo algunos comportamientos excesivos que no se deberían ignorar.

La comisión recomendó proporcionar una formación básica que provea a niñas, niños y adolescentes de información y habilidades para un uso seguro y responsable de la tecnología, incluyendo las consecuencias del consumo excesivo. Este tipo de intervenciones preventivas tanto en la escuela como en el ámbito familiar se suelen llevar a cabo de forma puntual, y se vio necesario el diseño de programas integrales más ambiciosos que ayuden a desarrollar habilidades como el pensamiento crítico, el respeto o la empatía para garantizar una autonomía suficiente que les permita tomar decisiones adecuadas. La formación a padres y madres es también necesaria para reducir la brecha digital y que sus hijos e hijas puedan contar con su ayuda en esta materia.

Más información:
http://www.bilbao.net/cs/Satellite?c=BIO_Noticia_FA&cid=1279150066863&language=es&pageid=3000075248&pagename=Bilbaonet%2FBIO_Noticia_FA%2FBIO_Noticia

Quizá también te interese la entrevista realizada a Urko Fernández Román, director de proyectos de PantallasAmigas, para el Blog de Sostenibilidad de Telefónica:
http://blog.pantallasamigas.net/2016/05/tecnoadiccion-si-el-uso-excesivo-fuera-una-adiccion-tendriamos-una-pandemia/

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *