Google elimina el porno venganza de sus resultados de búsqueda

El gigante tecnológico se ha puesto como objetivo tomar medidas para eliminar de su búsquedas el revenge porn, es decir; publicar fotos íntimas de la pareja o ex-pareja en Internet sin su permiso. Asimismo, también eliminará las imágenes de carácter sexual explícitas de personas que no hayan consentido su publicación.

Google_Busquedas_Revenge_Por_porno_venganza_sextorsión

Google eliminará de sus búsquedas el porno venganza

Según han confirmado fuentes de Google, muchas de esas imágenes han ido a parar a páginas web de sextorsión, lo que ha provocado que las victimas no sólo sean humilladas en la red, también que hayan sufrido chantaje.

“Nos hemos enterado de muchos casos preocupantes de porno venganza: cuando una expareja busca humillar públicamente a una persona subiendo imágenes privadas de ella, o cuando hackers roban y distribuyen imágenes de las cuentas de las víctimas”, declaró el vicepresidente de Google Search, Amit Singhal, en un blog de la empresa.

Singhal reconoció que eliminarán de las búsquedas aquellas imágenes denunciadas, aunque sí matizó que no podrán eliminar esas imágenes de las páginas webs: “no somos capaces, por supuesto, de suprimir estas imágenes de los sitios web donde se encuentran, pero esperamos poder ayudar respondiendo a los pedidos de la gente que quiere eliminar este tipo de imágenes de nuestros resultados de búsqueda”.

En cualquier caso, a partir de ahora los usuarios podrán solicitar directamente al buscador que elimine imágenes de desnudos o con contenido sexualmente explícito que hayan sido subidas sin su consentimiento

Sextorsión, por culpa del revenge porn

Sextorsión es un término acuñado para designar un delito cada vez más común consistente en la realización de un chantaje bajo la amenaza de publicar o enviar imágenes en las que la víctima muestra en actitud erótica,pornográfica o manteniendo relaciones sexuales. En definitiva, sin matizar entre chantaje o extorsión, son imágenes íntimas que el delincuente amenaza con hacer llegar a inoportunas manos, poner en circulación a través de terminales móviles o subir a la Red.

En ese sentido, el porno venganza es una de la extorsiones más comunes actualmente, ya que una vez subidas las imágenes a determinados portales de Internet, sus dueños exigen dinero a las personas que desean eliminarlas. En otras ocasiones, son los hackers quienes se aprovechan del porno venganza y amenazan con distribuir imágenes en las cuentas de las víctimas sino se efectúa un pago. Os dejamos una animación que muestra el ejemplo de cómo se efectúa la sextosión.

Share on Facebook64Tweet about this on Twitter5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *