El uso inadecuado de Twitter puede derivar en ciberacoso

Las acciones desafortunadas a la hora de escribir un tuit, conocidas como tuitidios, derivan en ocasiones en acoso sistemático y convierten a quienes escriben el mensaje en víctimas. Es muy importante concienciar a niñas, niños y adolescentes sobre la importancia de utilizar correctamente esta red social para evitar así los casos de ciberbullying detectados en los últimos años.

Cada vez son más habituales los casos de personas famosas o de firmas comerciales que saltan a primera línea de los informativos por un mal uso de sus cuentas Twitter. Una indiscreción, un error ortográfico, una metedura de pata, una foto inapropiada…  acciones desafortunadas a la hora de mandar un mensaje que una vez que se publican ya no hay marcha atrás. Se expanden a través de la red a velocidad de vértigo y se convierten en fenómenos virales.

Meteduras de pata que se conoce como tuitidios y que se recogen en la página web tuitidio.com, donde encontramos cientos de ejemplos de mensajes que hicieron pasar un mal trago a quienes escribieron los mensajes. La mayoría de ellos no dejan de ser simples anécdotas que hay que tomarse con un humor, aunque también se han dado situaciones muy polémicas. Algunos ejemplos:

La Agencia EFE fue noticia por equivocarse de hashtag con el nombre de Rajoy. Noticia aquí:

Agencia EFE- Tuitidio- etiqueta- rajoy- hashtag

 

Chicharito Hernández, jugador del Real Madrid, descubrió que no poner bien una tilde puede cambiarlo todo. Noticia aquí:

chicharito-mensaje-twitter-tuitidio-polémica-tuitidio

 

Uno de los tuitidios más polémicos corrió a cargo de Crunch México, que bromeó sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Una ocurrencia que le valió miles de críticas. Noticia aquí:

crunch-mexico-twitter-ayotzinapa-tuitido

¿Puede un mal uso de twitter derivar en ciberacoso?

En ocasiones las consecuencias de cometer un tuitidio son más graves de lo que cabía esperar. Hemos visto casos de personas que tras escribir un tuit han sido despedidas por criticar su trabajo, llevadas ante la justicia, insultadas sin descanso o acosadas de manera injustificada.

Como vemos, una equivocación o mal uso de la red social puede derivar en un acoso sistemático, de ahí que sea muy importante concienciar a niñas, niños y adolescentes sobre la importancia de utilizar correctamente la herramienta. Twitter no precisa contacto previo y al contrario que Whatsapp, tampoco número de teléfono. Es rápido de instalar y utilizar, sencillo, gratuito, no pide datos personales ni revela relaciones, permite compartir fotos y vídeos, tiene integración con otras redes sociales y no abusa de publicidad invasiva, lo cual se traduce en múltiples ventajas y oportunidades abrazadas por chicos y chicas.

En su origen, esta red social comenzó a cuajar como canal de información, pero las y los adolescentes en seguida se dieron cuenta de que sirve incluso para participar en conversaciones y foros mediante el uso de hashtags. También ven quién lo utiliza en la prensa rosa, en los programas de deportes, en publicidad… Y a partir de ahí ellos comienzan a usar la herramienta para comunicar en 140 caracteres, de forma abierta o a un grupo limitado.

Sin embargo, un uso inadecuado puede acabar pasando factura y son muchos los casos de ciberbullying detectados en los últimos años. Gran parte del problema de la adolescencia en Twitter tiene su origen en tres causas:

  • Escriben como si fuera el muro de su red social cerrada: no perciben al resto de la audiencia y sus posibles relaciones.
  • Desconocen las consecuencias legales de sus acciones.
  • La inmediatez: como mucho 140 caracteres, a lo sumo 30 segundos, aquí y ahora… ¡y listo! En ocasiones es un descuido, pero casi siempre es la pura imprudencia y por desgracia, en otras ocasiones, la mala fe, ya que es una forma sencillísima de hacer daño.

Clicar primero para ver las consecuencias después lleva a cometer errores; y el uso intenso y compulsivo de las TIC  por parte de los más jóvenes no hace sino aumentar las probabilidades de que tengan que enfrentarse a riesgos en la Red y, por ende, en la vida. Por eso madres y padres deben advertir a sus hijas e hijos de que una indiscreción, un error ortográfico, un rumor, un comentario humillante, una amenaza… son daños que se amplifican y expanden a través de esta red.

En este sentido, no son pocos los pasos que Twitter ha dado para evitar el ciberacoso entre iguales. El pasado verano la red social Twitter añadió una nueva opción a su servicio llamada “mute”,  para proporcionar mayor control sobre el contenido que se ve en la línea de tiempo de usuarios y la forma de interactuar. A finales de año, volvió a aplicar  nuevos mecanismos para acabar de una vez por todas con esta práctica.

Peter y Twitter, para el uso correcto de Twitter

PantallasAmigas, con la colaboración de Twitter y Red.es, lanzó el pasado mes de octubre Peter y Twitter,  un programa educativo que, usando Twitter como eje conductor, procura la formación de una ciudadanía digital responsable con énfasis en la prevención del ciberbullying, el fomento de la cultura de la privacidad y la eliminación de conductas sexistas, machistas u homófobas.

Se concreta en diversos recursos didácticos y acciones de difusión que tienen como personas destinatarias al conjunto de la población pero especialmente al público adolescente. Estas herramientas para la educación son cuatro principalmente:

Decálogo PantallasAmigas para el uso responsable de Twitter

Serie de animación: ‘Las desventuras de Peter y Twitter’

Videojuego “Peter y Twitter por la Ciberconvivencia y la Igualdad”

Perfil twitter @Peterytuiter

Arículos de referencia: “Decálogo para que tu hijo no cometa un tuitidio

 

 

Share on Facebook68Tweet about this on Twitter7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *