Sextorsión, prácticas arriesgadas y fallos de seguridad al servicio del delito

PantallasAmigas alerta sobre los motivos por los que produce este tipo de ciberviolencia, que afecta a personas de ambos sexos y de todas las edades.

sextorsión, chantaje sexual en la red

Sextorsión es un término acuñado para designar un delito cada vez más común consistente en la realización de un chantaje bajo la amenaza de publicar o enviar imágenes en las que la víctima muestra en actitud erótica, pornográfica o manteniendo relaciones sexuales. En definitiva, sin matizar entre chantaje o extorsión, son imágenes íntimas que el delincuente amenaza con hacer llegar a inoportunas manos, poner en circulación a través de terminales móviles o subir a la Red.

Por obvio que parezca, dos son las únicas condiciones necesarias: que exista ese tipo de material sensible y que éste llegue a personas despiadadas

¿Qué papel juega Internet?

Se trata de una práctica en la que Internet tiene un papel fundamental. Por desgracia, la Red juega ahora en contra de la víctima. Por un lado, facilita el anonimato del delincuente quien además puede buscar víctimas en cualquier lugar del mundo. Por otro, magnifica los efectos de su amenaza. Con independencia de que el extorsionador pueda ser detenido antes o después de conseguir su objetivo, la víctima se enfrenta a un duro reto: asumir que con un clic de ratón el chantajista podría hacer un daño irreparable a su vida. Y es que las imágenes, por su naturaleza digital, son sencillas de guardar, replicar y distribuir. Son, fuera del control propio, indestructibles y, en el entorno de Internet, ilocalizables.

El teléfono móvil como protagonista

En demasiadas ocasiones, y cada vez con mayor frecuencia, el teléfono móvil está involucrado en este tipo de casos, más allá de actuar como cámara de grabación, transmisor o eslabón en la difusión de las secuencias.

Cuando un móvil es sustraído o extraviado, o cuando sufre un ataque o un acceso no autorizado, puede haber un riesgo de sextorsión cuando sus propietarios Lo usan como almacén de secuencias privadas, sin las debidas cautelas.

Esa creación de imágenes comprometedoras es la primera condición necesaria para que se produzca sextorsión. La víctima, de manera voluntaria, participa y genera estas secuencias, aunque esas imágenes también pueden generarse de manera involuntaria, cuando terceras personas de manera furtiva capturan esas imágenes, sin conocimiento o consentimiento de quien las protagoniza.

La posesión de imágenes por el delincuente es la segunda condición necesaria. El mejor consejo para no ser víctima de sextorsión es no protagonizar una secuencia o imagen. Sin embargo, incluso esto puede escapar a nuestra voluntad si, por ejemplo, activan la webcam de nuestro dormitorio y nos graban cambiándonos de ropa.
Es por ello que debemos proteger nuestra privacidad e intimidad, y la de las personas con las que nos relacionamos, mediante la toma de medidas activas y pasivas de seguridad en nuestro ordenador y terminal móvil

Alarmante número de hombres víctimas de sextorsión

En PantallasAmigas llevamos alertando desde 2013  del aumento exponencial de hombres que se ven atrapados en el chantaje tras ser incitados a mantener cibersexo por una mujer que han conocido recientemente en la Red. Hace unas semanas publicamos un post detallando cómo actúan los ciberdelicuentes a la hora de extorsionar a víctimas masculinas

En su inicio se relacionaba la sextorsión con mujeres que sufrían violencia sexual digital. En estos casos, la víctima es coaccionada para tener relaciones sexuales,  producir pornografía u otras acciones similares a cambio de que sus imágenes íntimas no sean dadas a conocer.

Sin embargo, actualmente son cada vez más numerosos los casos de hombres, jóvenes y adultos, que son víctimas de trampas, de seducciones malintencionadas con incitación a mantener cibersexo. Son grabados y se ven atrapados en un chantaje económico cuando la persona que está al otro lado les pide dinero a cambio de no publicar el vídeo que ha grabado a través de la webcam.

Niños, niñas y adolescentes como víctimas

Las y los menores en demasiadas ocasiones están involucrados en situaciones de sextorsión. Muchas veces, en el marco de un caso de grooming donde el adulto acosador sexual, una vez obtenida la primera imagen sensible, pretende que la víctima acceda a sus peticiones. En otras ocasiones, las y los adolescentes son protagonistas de prácticas de sexting que acaban saliéndose del guión previsto. Por suerte, en España existe una labor de prevención y educación en este sentido muy importante, llevada a cabo tanto por las administraciones como por el sector social. No obstante, es preciso seguir incidiendo para evitar este tipo de problemas cada vez más comunes y de consecuencias tan graves.

En PantallasAmigas llevamos cinco años trabajando por combatir la sextorsión. En 2010 lanzamos la página web sextorsión.es, enfocada a la ciberviolencia de género. Todavía hoy se puede encontrar toda la información necesaria sobre el asunto.

También de 2010 datan los primeros textos escritos en el blog sobre sextorsión así como los vídeos relacionados en nuestro canal de YouTube, donde la lista de reproducción sextorsión se ha convertido en un referente para usuarias y usuarios que buscan información sobre el problema y respuestas para prevenirlo y atajarlo.

Jorge Flores

Director de PantallasAmigas

Share on Facebook29Tweet about this on Twitter0

1 commentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *