Las fotografías en redes sociales dicen dónde estás: geolocalización y privacidad

El profesor de la Universidad de Florida, Owen Mundy, ha tirado de ingenio para demostrar la facilidad con la que se puede vulnerar la privacidad de una persona utilizando la geolocalización de las imágenes. Buscando simplemente las coordenadas geográficas que hay en los metadatos de las fotografías, Mundy ha mapeado más de un millón de fotografías de gatos y las ha subido a la web I know where your cat lives (‘Sé donde vive tu gato’), en la que se puede ver el lugar exacto donde fueron tomadas las imágenes (más información en eldiario.es).

El experimiento intenta advertir de los peligros de la geolocalización, una característica que permite a muchas aplicaciones realizar una búsqueda por proximidad de servicios e informaciones, por no hablar de su uso original como mapa, brújula o planificador de rutas. Las coordenadas de geolocalización pueden también dar valor añadido a una fotografía incorporándose en el fichero digital que constituye la misma, algo que se conoce como geoetiquetado.

Así, con un formato de metadatos accesible de forma sencilla pero invisibles de manera directa, la imagen va acompañada del lugar exacto en el que se tomó. Si a ello sumamos la práctica común de compartir las fotografías (por email, mensajería instantánea, redes sociales, servicios especializados…) y que en ellas suele haber más personas implicadas que la propietaria del terminal con el que se tomó la instantánea… la conclusión es un tanto delicada:estamos contando a todo el mundo dónde nos encontramos, u otros lo están haciendo por nosotros cuando aparecemos en sus fotos.

¿Queremos dar tanta información a través de una simple fotografía? Hay que pensar que estas publicaciones afectan a nuestra privacidad y que ofrecen muchos a datos a personas que pueden querer hacernos daño. Si pensamos en casos extremos, que los hay, el panorama es desolador. En el caso de las víctimas de violencia física y/o digital en cualquiera de sus formas (ciberbullying, grooming, sextorsión o ciberviolencia de género) la cuestión es más delicada aún.

Desde PantallasAmigas siempre hemos hecho una apuesta decidida por el fomento de la cultura de la privacidad tanto en nuestro mensaje como en los recursos generados para la sociedad. Aquí os dejamos una animación que busca destacar la relevancia que tiene la configuración del celular en lo relativo a las opciones que tienen que ver con la privacidad y, en concreto, con la geolocalización y las fotografías.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *