Polémica por un filtro del gobierno australiano para evitar riesgos en Internet

El gobierno federal australiano pretende desarrollar un filtro de contenidos en Internet para reducir los riesgos que conlleva la red, especialmente a los menores.

Pero la polémica ha saltado porque de acuerdo a los ciudadanos australianos, el filtro no funciona y, por si fuera poco, además conculca una serie de Derechos Fundamentales. Según los planes del Ministerio Australiano, el filtro implementado a nivel de ISP bloqueará todo contenido, dirigido a cualquier suscriptor de internet, cuya calificación sea superior a M.

Para entender eso de la calificación hay que recurrir al sistema de calificación de contenido que se usa en Australia, donde existen las siglas G (General, de contenido muy suave ), PG (Guía Parental, el contenido es suave), M (Recomendado para personas maduras, el contenido es de impacto moderado), MA15+ (No adecuado para menores de 15 años, excepto bajo la compañía de un padre o guardia legal, el contenido es de fuerte impacto), R18+ (Mayores de 18 años, contenido de alto nivel), X18+ (Mayores de 18 años, esta categoría se aplica a los contenidos de sexo explícito).

En la práctica, esto quiere decir que una persona adulta no podrá acceder a contenido desde MA15+ para arriba. Pero la trampa es la que sigue:

Un suscriptor australiano puede evitar la aplicación del filtro siempre que consienta inscribir su nombre en una lista manejada por el gobierno, en cuyo caso podrá recibir contenido marcado como MA15+, R18+, pero no podrá acceder a contenido ilegal o contenido calificado como RC o Refused Calification, ya que este contenido seguirá siendo filtrado.

Los ciudadanos australianos alegan que el plan de Internet Service Provider (ISP) level filtering escapa a los propósitos originales de protección del menor, ya que al abarcar también contenido ilegal (esto es, todo contenido ilegal, habido y por haber) se enredarían en el filtro contenidos como: derechos de autor, difamación y racismo, eutanasia y suicidio, discusiones sobre drogas prohibidas, o pornografía para adultos

Y como es técnicamente muy difícil filtrar contenido, siempre habrá contenido ilegal que se deslizará por el filtro. Incluso,de acuerdo al último test hecho por el gobierno y los ISP’s australianos, y extrapolando los resultados, 1 de cada 100 páginas será bloqueada, siendo su contenido perfectamente legal.

Y todo eso sin mencionar que las técnicas de filtrado ralentizarán las conexiones a internet de los australianos. Por todo esto, los autralianos están organizando marchas y protestas.

Fuente: iurisprudentia.cl

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *